Neurogastroenterología - Dr. Raúl Aponte

Preguntas y Respuestas




A

Acalasia: es la incapacidad para relajar las fibras de músculo liso del aparato gastrointestinal en cualquier sitio de unión de una parte con otra. La acalasia esofágica o simplemente acalasia es una rara enfermedad en la cual el esófago se encuentra inhabilitado para llevar el alimento hacia el estómago. La enfermedad afecta ambos sexos y puede aparecer a cualquier edad, sin embargo, se diagnostica generalmente entre la tercera y la cuarta década de la vida.

Ano: es el orificio del recto a través del cual se expulsan las heces del cuerpo.

Anorexia: consiste en un trastorno de la conducta alimentaria que supone una pérdida de peso provocada por el propio enfermo y lleva a un estado de inanición. La anorexia se caracteriza por el temor a aumentar de peso, y por una percepción distorsionada y delirante del propio cuerpo que hace que el enfermo se vea gordo aun cuando su peso se encuentra por debajo de lo recomendado. Por ello inicia una disminución progresiva del peso mediante ayunos y la reducción de la ingesta de alimentos.

B

Bulimia: es un trastorno alimentario y psicológico caracterizado por la adopción de conductas en las cuales el individuo se aleja de las formas de alimentación saludables consumiendo comida en exceso en periodos de tiempo muy cortos, también llamados “atracones”, seguido de un periodo de arrepentimiento, el cual puede llevar al sujeto a eliminar el exceso de alimento a través de vómitos o laxantes.

C

Constipación: es la dificultad evacuatoria caracterizada por el paso dificultoso de escasa cantidad de heces duras, movimientos intestinales secos, usualmente menos de tres veces a la semana.

D

Diarrea: es la evacuación intestinal frecuente de heces flojas y líquidas.

Digestión: es un proceso por el cual se obtienen y elaboran (para poder ser absorbidas) las sustancias que necesita el organismo para desarrollarse; luego de ello, se desechan ciertos elementos residuales de esas sustancias.

Disfagia: es el término médico que designa cualquier dificultad o molestia al deglutir (tragar).

Duodeno: es la primera porción del intestino, en él se vierten la bilis y el jugo pancreático, que juegan un papel muy importante en la digestión y absorción de alimentos.

E

Esófago: es una parte del aparato digestivo de los seres humanos (y otros seres vivos tanto vertebrados como invertebrados) formada por un tubo muscular de unos 25 centímetros, que comunica la faringe con el estómago.

Esófago de Barrett: El esófago de Barrett es una condición precancerosa del esófago que se caracteriza por la presencia anormal de epitelio columnar en el recubrimiento del esófago inferior.

Estómago: órgano principal de la digestión, y la parte más grande del aparato digestivo, tiene la forma de un saco elástico que puede aumentar o disminuir su tamaño según la cantidad de alimento que contenga. Este órgano posee dos aberturas: una que comunica con el esófago, por donde entran los alimentos, que se llama cordias, y otra de salida que los conduce a los intestinos, una vez digeridos, que se llama píloro.

G

Gastritis: es una enfermedad caracterizada por la inflamación de las paredes internas del estómago.

Gastroenterología: es la especialidad médica que se ocupa de todas las enfermedades del aparato digestivo, conformado por: el esófago, el estómago, el hígado y las vías biliares, el páncreas, el intestino delgado (duodeno, yeyuno, íleon), el colon (intestino grueso) y el recto.

H

Hígado: es el órgano sólido más grande del cuerpo humano. Recibe aproximadamente 1,5 litros de sangre por minuto e interviene en tres importantes funciones vitales indispensables para nuestro organismo: la depuración, la síntesis y el almacenamiento.

Heces: son los depósitos del cuerpo que pasan a través del recto y el ano. Las heces contienen el material restante después de que el aparato digestivo absorbe los nutrientes y líquidos de lo que usted come y bebe.

Hemorroides: son varices o inflamaciones de las venas en el recto y el ano. A menudo, las inflamaciones de las hemorroides son consecuencia del esfuerzo para evacuar el intestino, aunque pueden ser causadas por otros factores como el embarazo, el estreñimiento crónico, la diarrea o el envejecimiento.

I

Incontinencia fecal: ocurre cuando la pérdida en el control del gas o de las evacuaciones líquidas o sólidas, es suficiente para producir malestar y sufrimiento.

Incontinencia urinaria: es la pérdida del control de la vejiga. Los síntomas pueden variar desde una fuga de orina leve hasta la salida abundante e incontrolable de ésta. Puede ocurrirle a cualquiera, pero es más común con la edad.

Intestino delgado: es la porción del tubo digestivo más larga, acomodándose en el centro del abdomen y ocupando prácticamente toda la cavidad abdominal. Mide casi 6 metros y en él se lleva a cabo la parte más importante de la digestión, la absorción de las sustancias nutritivas de los alimentos. Tiene un superficie con un aspecto aterciopelado debido a las vellosidades intestinales. Estas vellosidades tienen como misión fundamental aumentar la superficie de contacto entre las sustancias nutritivas y las células de la superficie del intestino, que son las encargadas de absorberlos.

Intestino grueso: también llamado colon, tiene forma de U invertida y se sitúa rodeando por delante al intestino delgado, terminando en el ano. Mide 1,5 m aproximadamente y es más ancho que el intestino delgado, unos 8 cm de diámetro en su parte inicial y 2,5 cm de diámetro en la parte final.En el intestino grueso se produce la parte final de la digestión. La primera mitad del colon contiene abundantes bacterias que forman la flora intestinal. Esta flora es capaz de fermentar los residuos que no han podido digerirse, obteniendo de ello sustancias aprovechables.Además, a lo largo del intestino grueso se absorbe una gran cantidad de agua, de forma, que los residuos de las que no se pueden obtener sustancias nutritivas quedan deshidratados formando heces.La segunda mitad del intestino grueso tiene como misión acumular las heces para retrasar la necesidad de expulsarlas. Varias veces al día se producen contracciones secuenciales muy potentes que hacen avanzar las heces. Cuando estas heces llegan al recto, la parte final del intestino grueso, nos evoca la sensación de ganas de evacuar.

M

Meteorismo: también llamado flatulencia es un exceso de gases en el intestino que causa espasmos intestinales y distensión abdominal

N

Náuseas: es una sensación de malestar o de estómago revuelto junto con una urgencia por vomitar.

P

Páncreas: es un órgano alargado, de aproximadamente 15-20 cm de largo, que se encuentra situado en la parte más profunda del abdomen, por detrás del estómago. El páncreas juega dos papeles muy importantes para el organismo. El primero es regular el metabolismo de los azúcares gracias a la producción de insulina. El segundo, es producir el jugo pancreático, que se vierte en el duodeno, la primera parte del intestino delgado, junto a la bilis.

R

Recto: es el último tramo del tubo digestivo, situado inmediatamente después del colon sigmoide. El recto recibe los materiales de desecho que quedan después de todo el proceso de la digestión de los alimentos, constituyendo las heces. El recto es la parte final del intestino grueso y tiene una longitud de 15 cm, y de aquí las heces fecales salen del cuerpo a través del ano.

Reflujo Gastroesofágico: se produce cuando el contenido gástrico pasa del estómago al esófago, y es uno de los trastornos digestivos más frecuentes, ya que alrededor del 7% de la población tiene síntomas de reflujo gastroesofágico todos los días.

S

Saliva: es un fluido orgánico complejo producido por las glándulas salivales en la cavidad bucal e involucrada en la primera fase de la digestión. Se estima que la boca está humedecida por la producción de entre 1 y 1,5 litros de saliva al día, si la persona está hidratada.

Salud: según la Organización Mundial de la Salud, es el estado completo de bienestar físico y social que tiene una persona.

V

Vías biliares: son los conductos que conectan el hígado con el intestino delgado y transportan la bilis que se se produce en el hígado.

Vómito: también llamado emesis, es la expulsión violenta y espasmódica del contenido del estómago a través de la boca.

Vesícula biliar: es como un pequeño saco que se encuentra a la mitad de la vía biliar. La principal misión de la vesícula es acumular la bilis producida por el hígado y enviarla hacia el intestino cuando es más conveniente para la digestión. Para ello, la vesícula está normalmente relajada para retener en su interior la bilis y cuando comemos, se produce un reflejo que hace que se contraiga para expulsar todo su contenido hacia el intestino.